Consejos para prevenir las mordeduras de perro

Datos Útiles

30/12/2021

Consejos para prevenir las mordeduras de perro


Todos los años, millones de personas  sufren mordeduras de perro  en diferentes partes del mundo., de los cuales gran parte son niños menores de 14 años.

Los niños son la mayoría de las veces las víctimas más frecuentes de las mordeduras de perro y son los más vulnerables a recibir lesiones graves, especialmente en las áreas de la cabeza y el cuello.

A la mayoría de los niños, no se les ocurre pensar que un tierno perrito les podría hacer daño.

 La mayoría de las mordeduras de perro que sufren los niños pequeños ocurren durante las actividades diarias y mientras interaccionan con perros que conocen. Recuerde, la mayoría de las mordeduras de perro son ocasionadas por perros que conocen. La prevención debe comenzar en su hogar.


¿Cómo tratar a los perros ajenos?


Casi 1 de cada 5 personas que son mordidas por un perro requiere atención médica. En el caso de los niños, las lesiones tienden a ser graves ya que la mayoría de las veces las lesiones son en la cabeza, cara o cuello.

Todas las razas de perro pueden morder. Solo porque un perro sea pequeño o parezca amigable no significa que sea inofensivo. Hasta el perro más simpático y mejor educado puede intentar morder si lo sorprenden, lo asustan, lo amenazan, está enfadado o está hambriento.

Por mucho que usted crea que conoce a un perro, vigile siempre a su hijo cuando se relacionen con perros ajenos. Para reducir el riesgo de recibir mordeduras, enseñe a su hijo las siguientes normas de seguridad:

Preguntar siempre al dueño del perro si se puede acariciar y evite estar cerca de la cara o la cola del perro. Acaricie al perro suavemente y evite contacto visual, especialmente al principio.

Dejar que el perro lo vea y lo olfatee antes de acariciarlo.

No correr hacia el perro ni correr para alejarse del perro.

Si se le acerca un perro, debe mantener la calma, no lo debe mirar directamente a los ojos y debe quedarse quieto o alejarse de él lentamente.

Enséñele al niño que si un perro se comporta de manera amenazante —por ejemplo, si gruñe o ladra— que se mantenga en calma, evite contacto visual con el perro y  que retroceda lentamente hasta que el perro pierda interés y se vaya.

Si un perro trata de morderlo, debe poner algo entre él y el perro. Si un perro lo derriba, debe formar una bola, cubrirse la cara y quedarse quieto.

Asegúrese de que su hijo conoce algunos "nuncas" sobre cómo relacionarse con perros:

Nunca apretar a un perro demasiado fuerte, tirarlo por los aires, caerse sobre él ni saltar encima de él.

Nunca meterse con un perro, tirarle de la cola o de las orejas.

No molestar nunca a un perro mientras está comiendo, durmiendo o cuidando de sus cachorros.

No quitarle nunca un hueso o un juguete a un perro ni pelear a lo bruto con él.

No ofrecer nunca un alimento apetitoso con los dedos. Ponerse el alimento en la palma de la mano (con todos los dedos, pulgar incluido, pegados entre sí).

No acorralar nunca a un perro contra una esquina.

Nunca deje a un niño pequeño solo con un perro ni en el caso de que sea el perro de la familia, usted conozca al perro ni aunque le hayan asegurado que el perro está muy bien educado/entrenado. Todos los perros pueden morder.

Si un perro se vuelca sobre usted o su niño y lo tumba, enrósquese en posición de ovillo y protéjase los ojos y la cara con las manos y los puños.


Tratamiento para las mordeduras de perros:


Si un perro muerde a su niño, tome las siguientes medidas:

Solicite un comprobante de la vacuna antirrábica al dueño del perro, anote el nombre del dueño y los datos para contactarlo y pídale que le facilite el teléfono del veterinario del perro que está familiarizado con el historial y los registros médicos del perro.

Lave de inmediato la herida con agua y jabón.

Llame a su pediatra porque una mordedura puede requerir de antibióticos, una inyección contra el tétano o contra la rabia. El médico también lo puede ayudar a reportar el incidente al departamento de policía.

Esté preparado para decirle al médico del departamento de emergencia si su niño ha recibido la vacuna contra el tétano y cuándo la recibió, y tenga listo el registro de vacunas del perro (tenga lista la información del veterinario del perro), el nombre del dueño del perro y si usted sabe si el perro ha mordido en otras ocasiones.

Siga las indicaciones del médico para cerciorarse de que la herida cure de manera apropiada.


Fuente:  

1.-Academia Americana de Pediatría

2.-kidshealth.org

Tener "la charla" con pacientes adolescentes

01/12/2022

Una visita con un médico pediátrico es un momento
No use almohadas moldeadoras de cabeza para bebés

24/11/2022

La FDA ha alentado a los padres a evitar el uso de
Comunicaciones breves - 17/11/2022

17/11/2022

<p align="center" style="text-align: justify;"><st