Protección solar infantil

Datos Útiles

13/01/2022

Protección solar infantil


Es sumamente importante la buena protección de la piel durante los primeros años de vida 

Los chicos suelen pasar mucho tiempo jugando al sol y eso los vuelve más propensos a sufrir quemaduras o golpes de calor. Es importante comenzar la prevención de las quemaduras solares en los primeros años de vida ya que los efectos de las radiaciones ultravioletas se acumulan a lo largo de toda la vida. Se calcula que en los primeros 20 años de vida una persona recibe aproximadamente el 80% de la radiación solar que recibirá en toda su vida. ¿Qué son los rayos UVA y UBV? Son radiaciones ultravioletas emitidas por el sol. También las lámparas de bronceado y las camas solares emiten radiaciones que son dañinas para la salud de la piel y para los ojos, exponiéndolos al riesgo de cataratas. ¿A partir de qué edad se pueden utilizar protectores solares? A partir de los 6 meses de edad se aprueba el uso de protectores solares. Además, se recomienda no exponer de manera directa al sol a los menores de 1 año de edad. ¿Qué otras medidas deben tomarse para preservar a los bebés de los rayos solares? Las recomendaciones con respecto a la exposición solar son iguales en adultos y niños, no importa la edad, en todo el mundo: 

Estar preferentemente a la sombra 

Evitar el sol del mediodía (entre las 10 y las 16). 

Usar ropas como protectores del sol (gorros, sombreros, anteojos, remeras). 

No exponer al sol en forma directa a menores de 1 año. 

A partir de los 6 meses de vida se pueden usar protectores solares para situaciones en las que estén expuestos al sol ocasionalmente. 

Usar cremas de protección solar con un factor de protección mínimo de 15, de amplio espectro (contra UVA y UVB), cubriendo la totalidad de la piel expuesta y renovándola cada 2 horas, o bien después de meterse al agua o si transpiró. 

Recordar que las nubes dejan pasar el sol y que la arena, el agua y la nieve aumentan su acción. 

No se aconseja el uso de camas solares. 

 ¿Qué consecuencias produce la exposición habitual y persistente al sol sin la adecuada protección? El efecto agudo del daño solar es la quemadura solar. Puede tener distintos grados de severidad: desde un enrojecimiento doloroso que mejora en 3 a 5 días, hasta lesiones más graves que pueden incluir fiebre, escalofríos, cefaleas, malestar, náuseas y hasta delirio. El cáncer de piel y el envejecimiento prematuro de la piel son las principales consecuencias que tiene la exposición solar persistente y sin la protección solar adecuada. La exposición solar es responsable de hasta el 90% de los cánceres de piel. Las personas minimizan estos riesgos porque los efectos nocivos no se sienten de inmediato. Tomar sol en exceso es siempre una conducta riesgosa, aunque los efectos se evidencien más tardíamente en la vida de las personas. ¿Y el protector solar? El protector solar es una medida de protección, pero no es suficiente. No hay que confiarse del protector solar solamente. Es necesario, además, tomar otras medidas de protección como evitar el sol del mediodía, elegir estar a la sombra, usar gorros y remeras. 

 ¿Qué protector solar es más recomendable? 

 

Recomendamos una consulta al dermatólogo o al pediatra para la elección de protector solar adecuado según al tipo de piel y al grado de exposición solar para cada persona. 

 

Los de amplio espectro que protegen contra las UVB y UVA. Acción que debe estar expresamente consignada en el producto. El factor de protección solar mínimo es de 15 y en los niños en general se utilizan factores de protección mayores. 

 

¿Cuándo debe usarse el protector solar? 

 

Siempre que el niño esté al sol es necesario protegerlo, ya sea que esté en la pileta, la plaza, la montaña, el patio de la casa o del colegio. Incluso en días nublados: las nubes dejan pasar el 75% de la UVA. 

 

Además, en la playa, el agua y la arena reflejan los rayos y aumentan su efecto. En la nieve también aumentan su efecto las radiaciones. 

Fuente 

Comité de Dermatología 

Sociedad argentina de pediatría 

 

Cómo elegir el protector solar 

Use un protector solar que en la etiqueta diga "de amplio espectro", lo que significa que bloquea los rayos UVB y UVA. 

Use un protector solar de amplio espectro con factor de protección solar, FPS (sun protection factor, SPF) de por lo menos 15 (hasta SPF 50). Un FPS de 15 o 30 es apropiado para la mayoría de las personas. Es necesario realizar más estudios de investigación para evaluar si un protector solar con un FPS de más 50 ofrece protección adicional. 

De ser posible, evite el ingrediente oxibenzona de los protectores solares, dada la preocupación sobre las propiedades hormonales leves de esta sustancia. Sin embargo, recuerde que es importante tomar medidas para evitar las quemaduras solares, de modo que usar cualquier protector solar es mejor que no usar ninguno.

Para las áreas sensibles del cuerpo, como la nariz, las mejillas, la parte superior de las orejas y los hombros, escoja un protector solar con óxido de zinc o dióxido de titanio. Estos productos pueden permanecer visibles en la piel incluso después de que los apliquen frotándolos, y algunos vienen en colores divertidos que a los niños les agradan. Cómo aplicar el protector solar 

Use una cantidad suficiente de protector solar para cubrir todas las áreas expuestas, en especial la cara, la nariz, las orejas, los pies, las manos e incluso, la parte posterior de las rodillas. Frote bien para que penetre. 

 

Cómo aplicar el protector solar 

Aplique el protector solar de 15 a 30 minutos antes de salir al aire libre. Se necesita tiempo para que la piel lo absorba. 

Use protector solar en cualquier ocasión en que usted o su hijo estén al aire libre. Recuerde que puede sufrir quemaduras solares incluso los días nublados, ya que hasta el 80% de los rayos solares UV pueden atravesar las nubes. Además, los rayos UV pueden rebotar en el agua, la arena, la nieve y el cemento; de modo que asegúrese de estar protegido. 

 

Vuelva a aplicar el protector solar cada 2 horas y después de nadar, sudar o secarse con una toalla. Debido a que la mayoría de las personas usa muy poco protector solar, asegúrese de aplicar una cantidad generosa. 

 

Protector solar para bebés 

Para bebés menores de 6 meses, use protector solar en las áreas pequeñas del cuerpo, como la cara, si no dispone de ropa de protección y de sombra. 

 

Para bebés mayores de 6 meses, aplique en todas las áreas del cuerpo, pero tenga cuidado alrededor de los ojos. Si su bebé se frota los ojos y el protector solar se penetra en ellos, lávele los ojos y las manos con un paño húmedo. Si el protector solar le irrita la piel, pruebe una marca diferente o un protector solar con dióxido de titanio u óxido de zinc. Si a su bebé le sale un sarpullido, hable con el médico de su hijo. 

Fuente: 

Academia americana de pediatra 

Comunicaciones breves - 18/08/2022

18/08/2022

<p><a class="fr-file" href="/storage/app/media/upl
Tengo que llevar mi bebe a la guardería. Que debo saber

18/08/2022

Seguro que estás buscando la mejor guardería para
EVALUACIÓN PEDIATRICA

11/08/2022

<p> <br> </p> <p> <a class="fr-file" href=
Mi hijo tiene berrinches en forma frecuente

11/08/2022

Un berrinche es un arrebato emocional que sucede c