Luxación congénita de la cadera

NOVEDADES

25/06/2021

LUXACIÓN CONGÉNITA DE LA CADERA


Introducción

Dr. Fernando Salas, Jefe del Servicio de Ortopedia y Traumatología Infantil del Instituto Dupuytren, Bs As.


La luxación congénita de cadera es una  de las patologías de mayor preocupación en el recién nacido. Se presenta con mayor frecuencia en el sexo femenino, la relación es de cuatro por uno con respecto al sexo masculino, presentando una incidencia aproximada al 1/1000 en varones y 4/1000 en mujeres.

Dada sus características, es de importancia el diagnostico precoz, siendo realizado en los primeros días del nacimiento, mediante exámenes físicos por el neonatólogo o el pediatra, a través de una maniobra con las piernas en flexión y abducción llamada Maniobra de Ortolani.

Tiene varias denominaciones a saber:

Malformación Luxante de la Cadera (según Ombredanne)

Dislocación Infantil de la Cadera (según Trueba)

Miodisplasia Congénita de la Cadera (según Bado)

Displasia del Desarrollo de la Cadera (DDH)

Anatomía y conceptos

Dr. César Galo García Fontecha es médico especialista en Cirugía Ortopédica y Traumatología desde 1998 y doctor en Cirugía desde 1998 por la Universidad Autónoma de Barcelona y está dedicado a la ortopedia pediátrica en el Hospital Universitario Vall d'Hebron desde el año 2000 y de forma privada en Clínica Corachan y Hospital Delfos.

La cadera está conformada por una bola y un receptáculo articulatorio. La bola se denomina cabeza femoral. Forma la parte superior del hueso del muslo (fémur). El receptáculo (acetábulo) se forma en el hueso de la pelvis.(Medline)

El término displasia de desarrollo de la cadera (DDH) engloba alteraciones en la forma de cabeza del fémur, del acetábulo (donde encaja en la pelvis) o de ambos que pueden provocar problemas de desarrollo y estabilidad de la articulación, ya desde el periodo intraútero hasta el período neonatal que van desde la subluxación hasta la luxación de la cadera.

El término «cadera luxada» significa pérdida de relación entre la cabeza femoral y el acetábulo y puede tratarse de una luxación reducible por manipulación o de una luxación irreducible. El término «cadera luxable» significa una correcta relación entre la cabeza femoral y el acetábulo que puede perderse por manipulación externa.

Anteriormente se utilizaba el término “luxación congénita de cadera” pero se ha sustituido por el de displasia ya que no todas las caderas se encuentran luxadas al nacimiento ni todas evolucionan hasta la luxación.

Causas de la luxación congénita de cadera (DDH)

J.C. Abril*, Jefe de servicio C.O.T. Hospital Niño Jesús. **Adjuntos de ortopedia. Hospital Niño Jesús. Madrid

La causa se desconoce

Hay tres factores mayores de riesgo o fundamentales:

1. Sexo femenino: relacionado con la sensibilidad a los estrógenos producido en el feto femenino y aumento de relaxina, que provoca un aumento de la laxitud ligamentosa.

2. Presentación en podálica: presentando mayor riesgo si se asocia a extensión de rodillas (nalgas puras).

3. Antecedentes familiares de DDC: el riesgo aumenta cuando hay algún hermano afectado a un 6%, si está afectado uno de los padres al 12% y un 36% si están afectados un hermano y uno de los padres.

Ante la presencia de, al menos, dos de estos factores, se recomienda la realización de una ecografía de caderas.

Hay otros factores de riesgo menores que deben ser tenidos en cuenta (alteración entre “continente” y “contenido”): macrosomía fetal, gestación múltiple, madre primípara, presencia de miomas uterinos, útero bicórneo, oligohidramnios, amniocentesis o edad materna avanzada.

Además, la DDC puede asociarse a: tortícolis muscular congénita, asimetría facial, plagiocefalia, pie talo valgo o metatarso varo. Sin embargo, el parto por cesárea no se considera factor de riesgo.

Signos y síntomas de la de la luxación congénita de cadera (DDH)

Aboutkidshealth.ca

Un bebé con DDH no puede mostrar signos de la afección.

Los signos, que pueden ser muy sutiles y varían en función de la edad del niño.

Los siguientes son algunos de los signos que buscará el médico:

1.-Un "sonido hueco" durante la apertura y el cierre de las caderas

2.-Incapacidad de mover el muslo hacia afuera de la cadera

3.-Una pierna más corta que la otra

4.-Desnivelación de los pliegues grasos del muslo alrededor de la ingle o de las nalgas

5.-Cojera o caminar en punta de pié con uno de los pies en niños más grandes

6.-Una curvatura de la columna vertebral en niños más grandes

Leer mas:

https://www.aboutkidshealth.ca/Article?contentid=944&language=Spanish

según Academia Americana de  Pediatría

Muchas veces la displasia congénita de cadera no produce síntomas. En otras ocasiones se observa que la pierna del niño se encuentra rotada hacia fuera y es algo más corta. Además, el bebé puede mover menos la pierna del lado de la luxación.

Si no se diagnostica, puede producir cojera y artrosis precoz de cadera.

Su pediatra examinará a su recién nacido para detectar displasia de cadera inmediatamente después del nacimiento y en cada visita de niño sano hasta que su hijo(a) comience a caminar normalmente.

Durante el examen, el pediatra de su niño flexionará y rotará cuidadosamente las piernas del bebé para determinar si los fémures están adecuadamente colocados en sus respectivas articulaciones. Esto no requiere un gran esfuerzo ni lastimará a su bebé.

El pediatra de su niño también buscará otros signos indicativos de un problema, tales como rango  limitado de movimiento en cada pierna

Los pliegues de los muslos o de las nalgas son desiguales o se ven torcidos

Una curvatura de la columna vertebral en niños o cojera o caminar en punta de pié con uno de los pies en niños más grandes

Si el pediatra sospecha que su hijo(a) tiene un problema de cadera, podrá ser referido a un especialista en ortopedia con experiencia en el tratamiento de displasia de cadera.

La displasia de cadera no es común y a pesar de los exámenes detallados que se realizan en todas las visitas médicas de control, algunos niños con displasia de la cadera no son diagnosticados sino hasta después de haber cumplido un año de edad.

Fuente Caring for Your Baby and Young Child: Birth to Age 5 (Copyright © 2009 American Academy of Pediatrics)

Diagnóstico de  la luxación congénita de cadera

La displasia congénita de cadera es un diagnóstico clínico. El pediatra al explorar a cualquier recién nacido siempre suele realizar maniobras de cadera para descartarla. Ante su sospecha en recién nacidos puede realizarse una ecografía de cadera. En niños mayores puede también realizarse una radiografía de la cadera. En algunas ocasiones, si la alteración es pequeña, puede pasar desapercibida en una revisión inicial.

Niños, sueño y COVID: los tiempos han cambiado

23/07/2021

Una de las tantas consecuencias de la pandemia act
Pandemia y Vitamina D en adolescentes

16/07/2021

La vitamina D posee un rol fundamental en el creci
Reanimación Cardiopulmonar para Lactantes

13/07/2021

Existen determinadas maniobras y técnicas de reani
Qué sabemos sobre las Arañas

03/07/2021

Muchos accidentes son producidos por picaduras de