La obesidad en la adolescencia aumenta el riesgo de diabetes tipo 1 en adultos

NOVEDADES

09/06/2022

La obesidad en la adolescencia aumenta el riesgo de diabetes tipo 1 en adultos

 

La obesidad en la adolescencia está relacionada con un mayor riesgo de aparición de diabetes tipo 1 en la edad adulta, según sugiere una nueva investigación.

Estos nuevos datos, de reclutas militares israelíes seguidos durante más de una década, sugieren que la obesidad puede estar desempeñando un papel causal tanto en la diabetes tipo 1 como en la tipo 2.

La incidencia de la diabetes tipo 1 ha aumentado entre un 2 % y un 3 % anual durante las últimas décadas, pero las razones no están claras. El estudio es el primero en examinar el papel de la obesidad en la adolescencia y la diabetes tipo 1 en la edad adulta joven, y también el primero en examinar la cuestión del uso del estado de los anticuerpos como parte de los criterios para un diagnóstico de tipo 1.

Los hallazgos fueron informados en las sesiones científicas anuales de la Asociación Estadounidense de Diabetes por Gilad Twig, MD, PhD, profesor de medicina en el Centro Médico Sheba, Tel HaShomer, Israel.

"Para las personas que podrían tener un alto riesgo de desarrollar diabetes tipo 1, estos resultados enfatizan la importancia de mantener un peso normal", dijo en una entrevista. Señaló que, aunque esta recomendación se aplica a todos, "aquí cada vez es más precisa para la población, más individualizada en el sentido de que esto te puede ayudar específicamente".

Naveed Sattar, PhD, profesor y consultor honorario en ciencias cardiovasculares y médicas de la Universidad de Glasgow, dijo en una entrevista que llevar demasiado peso "hará que el páncreas tenga que trabajar más para producir insulina y mantener el nivel de azúcar normal. Entonces, si está estresando el sistema y es probable que el páncreas ya falle, fallará más rápido".

Clínicamente, dijo Sattar, "el estilo de vida es importante para el riesgo de desarrollar diabetes tipo 1. La ponderación puede ser diferente [a la del tipo 2]. El factor principal en el tipo 1 sigue siendo la genética, pero si tiene antecedentes familiares de diabetes tipo 1 y su potencial genético es mayor, minimizará su riesgo si se mantiene más delgado".

Estudio destaca que el tipo 1 no siempre es ' juvenil '

Además de contrarrestar la creencia arraigada de que la diabetes tipo 1 es principalmente una afección de personas delgadas y no relacionada con la obesidad, los datos también refuerzan el reconocimiento emergente de que la diabetes tipo 1 no siempre es "juvenil" y, de hecho, a menudo surge en la edad adulta .

"Alrededor de la mitad de todos los casos de diabetes tipo 1 se desarrollan después de los 18 años. Por reputación, la gente piensa que es una enfermedad de los niños. Pero ha comenzado a crecer de modo que ahora el 50 % de los casos ocurren después de la adolescencia", anotó Twig.

.

Hipótesis de Mecanismos

El mecanismo de la asociación no está claro, pero en un  artículo publicado simultáneamente  en Diabetologia, Twig y sus colegas describen varias hipótesis. Uno se relaciona con la creciente evidencia de un vínculo entre varias condiciones autoinmunes, lo que apunta a la posibilidad de que las adipoquinas y citoquinas elevadas en la obesidad disminuyan la autotolerancia al promover procesos proinflamatorios.

Los autores citan datos del estudio TrialNet Pathway to Prevention de familiares de personas con diabetes tipo 1 en el que los participantes con sobrepeso y obesos tenían un mayor riesgo de expresión de autoanticuerpos contra los islotes. Sin embargo, no todos los datos han apoyado este hallazgo.

"La obesidad está relacionada con varias otras afecciones autoinmunes, por lo que no es una sorpresa total que pueda estar relacionada con otra", anotó Twig.

Otras posibilidades incluyen la deficiencia de vitamina D , una dieta rica en grasas y alteraciones en la microbiota intestinal.

Y luego está la "hipótesis del acelerador", que sugiere que tanto la diabetes tipo 1 como la tipo 2 son el resultado de la resistencia a la insulina y los antecedentes genéticos que afectan la tasa de pérdida de células beta y el fenotipo de la enfermedad. Sattar dijo que la hipótesis del acelerador "tiene mucho sentido para mí. Debido a que la población es tan obesa, la vemos más ahora que hace 40 años, cuando los diferenciales de IMC eran mucho menores en la sociedad".

Este artículo apareció originalmente en MDedge.com , parte de Medscape Professional Network.

El estrés y la ansiedad prolongada durante el embarazo alteran el desarrollo del cerebro fetal

30/06/2022

La investigación del Instituto del Cerebro en Desa
¿CUÁL ES SU DIAGNOSTICO?

30/06/2022

<p><img src="/storage/app/media/uploaded-files/cua
Epoca de catarros y resfrios

23/06/2022

Los catarros o resfríos son infecciones de las ví
ARTÍCULOS DESTACADOS

23/06/2022

<p> <br> </p> <p><img src="/storage/app/media/