Embarazo y Ácido Fólico

Futura Mamá

24/04/2019

Importancia del suplemento tres meses antes y durante el primer trimestre



El ácido fólico, folatos o vitamina B9, forma parte del grupo de vitaminas del complejo B, tienen un papel MUY IMPORTANTE en el metabolismo y equilibrio bioquímico del organismo.

Las vitaminas del complejo B son hidrosolubles, por lo que son eliminadas al cocer los alimentos. Por éste mismo motivo, el organismo no las almacena, y deben ser consumidas en forma diaria.

La vitamina B9 o Ácido Fólico es considerado un nutriente “esencial”, ya que el organismo no es capaz de sintetizarlo.


¿Para que sirve el Ácido Fólico en el Embarazo?

Entre las malformaciones congénitas más frecuentes, se encuentran los defectos del cierre del tubo neural (2-3 por 1000 recién nacidos vivos) como  la anencefalia, encefalocele, meningocele y mielomeningocele (entre estas últimas, la espina bífida) . Se asocia su déficit también con labio leporino y fisura del paladar del bebé.

Durante la primera etapa del embarazo, está en su nivel más alto la síntesis de ácidos nucleicos y de proteínas necesarias para la reproducción y división celular; en las primeras cuatro semanas, se concluye el cierre del tubo neural (que da origen al sistema nervioso). En general en esta etapa la mujer aun no tiene falta de periodo menstrual y no sabe que está embarazada. Si hay una deficiencia de ácido fólico en esta etapa, se inhiben las funciones de división y crecimiento célular y no se puede producir el cierre normal del canal neural, lo que resulta en alguna de estas malformaciones.

Debido a esto y puesto que estas malformaciones ocurren en las primeras cuatro semanas de embarazo, antes de que muchas mujeres tengan conciencia de estar embarazadas, y puesto que la mayor parte de los embarazos no son planificados, la única manera efectiva de realizar una prevención es enriquecer los alimentos de consumo masivo con vitamina B9.

Desde 1998 en los EEUU, por ejemplo, es obligatoria la fortificación de todos los cereales, aunque la comunidad científica cree que los niveles de vitamina B9 que se agregan están todavía un 50% por debajo de lo que sería necesario.

Es por ello que para prevenir estas malformaciones congénitas, la suplementación con ácido fólico debe comenzar tres meses  antes de la concepción y continuar durante el primer trimestre del embarazo.

Se recomienda una ingesta diaria de 0.4 a 0.8 mg en todas las mujeres de edad reproductiva.

Aquellas que presentan mayor riesgo de tener un bebé con malformaciones neurológicas por fallas en el cierre del tubo neural son quienes tienen antecedentes de un hijo con igual patología y las que toman drogas anticonvulsivantes como carbamazepina y valproato. En estos casos se recomiendan dosis elevadas de ácido fólico (4 mg por día) para prevenir malformaciones en futuros embarazos.

En la Argentina, el enriquecimiento de la harina de trigo fue establecido por la Ley No 25.630 sancionada en julio 2002. 

El Ministerio de Salud mediante la Encuesta Nacional de Nutrición y Salud (ENNyS) evaluó el impacto de esta intervención nutricional universal .Entre los años 2004 y 2005 la disminución del riesgo de anencefalia alcanzó un 56% y de espina bífida un 45%.


Se insiste:

Se recomienda a las mujeres en edad fértil, tomar 0,4 mg. diarios especialmente durante los 2 meses previos a la concepción y los tres primeros meses de embarazo. 

A aquellas que ya han tenido un hijo con estos problemas, la dosis recomendada es de 4 mg. diarios.


DRA ANTOGNOZZI MARIA AGUSTINA

Medica Especialista en tocoginecologia y mastologia 

MN 91834

Primeros auxilios para padres: guía práctica

16/08/2021

Los accidentes son la principal causa de muerte de
Vacunas en Inmunodeprimidos

09/08/2021

Se trata de personas que poseen sus sistema inmune
Alergia a las proteínas de la leche de vaca

30/07/2021

La alergia a las proteínas de la leche de vaca (AP
Niños, sueño y COVID: los tiempos han cambiado

23/07/2021

Una de las tantas consecuencias de la pandemia act