Infecciones oculares

Conjuntivitis


La conjuntivitis es  la infección ocular más común y fácil de reconocer en la práctica.

La conjuntiva es la membrana transparente que cubre la parte blanca del ojo y la superficie interna de los párpados.

 Suele ser contagiosas, y sus brotes pueden causar estragos en parques, guarderías y centros de preescolar.

Su modo de transmisión más frecuente es la mano-ojo: desde la zona nasofaríngea de otro paciente, desde instrumentos oftalmológicos, durante procedimientos médicos en la internación, desde el agua de las piscinas, etc.

La sintomatología típica es la de enrojecimiento, lagrimeo y secreción. Esta última será según la causa y la magnitud del proceso, purulenta, mucopurulenta, fibrinosa o serosanguinolenta.

Por otro lado, debe diferenciarse:

  • Conjuntivitis bacteriana, las cuales son benignas, autolimitadas, predominan en invierno y  son las más comunes en los niños. Según su gravedad se las clasifica en:                          Leves, para niños mayores de 5 años y que puede ser producida por Haemophilus influenzae, Streptococcus pneumoniae y Moraxella o Staphylococcus aureus. En estos casos la secreción es escasa.  Graves, causada principalmente por Neisseria gnonorroheae, N. meningitidis y Haemophilus influenzae en menores de 5 años. En estos casos existe abundante secreción purulenta.
  • Conjuntivitis virales, las cuales son altamente contagiosas, de baja morbilidad, autolimitadas y más frecuentes en los meses de calor. Otro dato importante es que este tipo de conjuntivitis, representa el 20% de las conjuntivitis no epidémicas en los niños. Por último señalar que, este tipo de conjuntivitis produce secreción acuosa, inyección conjuntival generalizada, epifora y prurito.


La conjuntivitis en los recién nacidos

Los recién nacidos son particularmente susceptibles a la conjuntivitis y son más propensos a desarrollar complicaciones graves si se deja sin tratar. Si una madre embaraza tiene una ETS, durante el alumbramiento, las bacterias o virus pueden pasar a los ojos del bebé desde el canal del parto, provocándole una conjuntivitis. Para evitarlo, los médicos aplican una pomada antibiótica o gotas antibióticas en los ojos de todos los bebés inmediatamente después del parto. En algunas ocasiones, este tratamiento preventivo causa una conjuntivitis química leve, que se suele curar por sí sola. Además, los médicos pueden hacer pruebas de cribado a las mujeres embarazadas para detectar posibles ETS y las pueden tratar durante el embarazo para impedir que trasmitan la infección a sus bebés.


Lea mas...

clic aqui

https://kidshealth.org/es/parents/conjunctivitis.html





La lectura diaria mejora el comportamiento en los niños

26/05/2022

Los padres que rutinariamente comparten la lectur
ÚLTIMAS NOTICIAS MUNDIALES

26/05/2022

<p> </p> <p> <a href=""></a><img src="/storage
¿CUÁL ES SU DIAGNOSTICO?

26/05/2022

<p><img src="/storage/app/media/uploaded-files/cua
¿Su hijo tiene Fiebre?.Aprenda que hacer

19/05/2022

¿Cuándo es una temperatura alta una fiebre? ¿La te