Conjuntivitis

Conjuntivitis


Se trata de la infección ocular más común y fácil de reconocer en la práctica.

Su modo de transmisión más frecuente es la mano-ojo: desde la zona nasofaríngea de otro paciente, desde instrumentos oftalmológicos, durante procedimientos médicos en la internación, desde el agua de las piscinas, etc.

La sintomatología típica es la de enrojecimiento, lagrimeo y secreción. Esta última será según la causa y la magnitud del proceso, purulenta, mucopurulenta, fibrinosa o serosanguinolenta.

Por otro lado, debe diferenciarse:

  • Conjuntivitis bacteriana, las cuales son benignas, autolimitadas, predominan en invierno y  son las más comunes en los niños. Según su gravedad se las clasifica en:                          Leves, para niños mayores de 5 años y que puede ser producida por Haemophilus influenzae, Streptococcus pneumoniae y Moraxella o Staphylococcus aureus. En estos casos la secreción es escasa.  Graves, causada principalmente por Neisseria gnonorroheae, N. meningitidis y Haemophilus influenzae en menores de 5 años. En estos casos existe abundante secreción purulenta.
  • Conjuntivitis virales, las cuales son altamente contagiosas, de baja morbilidad, autolimitadas y más frecuentes en los meses de calor. Otro dato importante es que este tipo de conjuntivitis, representa el 20% de las conjuntivitis no epidémicas en los niños. Por último señalar que, este tipo de conjuntivitis produce secreción acuosa, inyección conjuntival generalizada, epifora y prurito.
Primeros auxilios para padres: guía práctica

16/08/2021

Los accidentes son la principal causa de muerte de
Vacunas en Inmunodeprimidos

09/08/2021

Se trata de personas que poseen sus sistema inmune
Alergia a las proteínas de la leche de vaca

30/07/2021

La alergia a las proteínas de la leche de vaca (AP
Niños, sueño y COVID: los tiempos han cambiado

23/07/2021

Una de las tantas consecuencias de la pandemia act